Reflexiones de la derrota

20 01 2008

Salgo, momentáneamente de mi retiro involuntario, para sacarme del pecho mis observaciones de la pelea de Tito.

Si bien recuerdan, cuando se oficializó la pelea, le escribí una carta abierta a Tito en la que, básicamente, predije el resultado. Sin embargo, concedo que Tito lució mejor de lo que me esperaba. Al menos al principio. Aunque no me considero conocedor del boxeo para nada, creo que los problemas de Tito fueron, principalmente, tres:

1)Tito no debería estar peleando en 170 libras. Un boxeador como Tito, que dominó como lo hizo en Welterweight (140-147), jamás debería estar peleando en Light Heavyweight. Simplemente, no tiene sentido. Por demás, era de esperar que Jones tuviera más poder precisamente porque es un boxeador que fue campeón en Heavyweight.

2) Tito no tiene defensa. Hopkins, Wright y ahora Jones han expuesto la debilidad de Tito. No se cubre. Mientras estos tres boxeadores lograron, muy eficazmente, evadir los golpes fuertes de Trinidad, Tito recibió demasiados golpes de poder a la cabeza. Por demás, el hecho de que la defensa de estos otros peleadores fuera tan hermética hizo que Tito gastara muchas energías tirando puños que, en el fondo, no hicieron efecto. Sin embargo, vale mencionar que en esta ocasión, logró trabajar el cuerpo mucho mejor que contra Winky. Si no se hubiera abierto tanto, la pelea hubiera sido mucho más técnica y mas cerrada.

3) El “ay bendito” de Papá Trinidad. En mi artículo anterior mencioné que si Tito quería volver a pelear, necesitaba un entrenador nuevo. Esto se vio, una vez más, en la pelea de anoche. ¿Qué clase de entrenador le dice a su peleador que, obviamente, está perdiendo “la pelea está mas o menos pareja, sigue así”? Tito llevaba la ventaja, probablemente, hasta el round 6. En este round, Papá Trinidad debió haber advertido a Tito que la cosa estaba cambiando, que se defendiera mejor, que no cogiera tanto cantazo gratuito, que no gastara energías tirando golpes que no surtía efecto, etc. Pero el “ay bendito” de Felix Trinidad, Sr. mantuvo a Tito en un limbo de negación… y la estrategia no mejoró. Al filo del asalto # 11, cuando ya era obvio que Tito no tenía ninguna opción de ganar, todavía Papá Trinidad insistía en prolongarle la fantasía a su hijo. Me imagino que Tito sabía que su papá le estaba mintiendo, pero sin mejores consejos no pudo hacer más. Por contrario, en la esquina de Jones vimos un manejador que analizaba y discutía con su púgil la estrategia del contrario. Eso es lo que necesita Trinidad.

Finalmente, algo que debo mencionar es que Tito pone al pueblo de Puerto Rico en un estado de alerta colectiva que, genuinamente, no es justo. Mientras muchos/as de nosotros/as sabíamos que Tito no podría ganar esa pelea, aún así nos aferramos a las glorias pasadas, a los momentos maravillosos en los que vivimos nuestra nación patéticamente a través del único espacio internacional que nos compete: los deportes. Y no es justo porque ahora, simplemente, se ha convertido en una forma más de que los norteamericanos nos “demuestren” su supuesta superioridad. Los 3 verdugos de Tito han sido gringos y 2 de ellos han humillado a Tito y su nacionalidad. ¿Por qué hacernos pasar colectivamente por esto? ¿Para que Tito pueda oír su nombre cantado a coros? ¿Para que Tito no se sienta celoso de que el boxeador que nos promete futuras glorias es Cotto y no él?

Félix “Tito” Trinidad fue un gran campeón. Nos trajo muchas alegrías, muchos triunfos y representó dignamente a Puerto Rico por un gran periodo de tiempo. Pero todas las eras terminan. Esperemos que no siga cometiendo errores que, de alguna forma, deshagan las glorias que cultivó para sí y para nuestro país.

P.S. No me disculparé por mi retórica nacionalista “passé”.


Acciones

Information

3 responses

21 01 2008
Mariena

Primero, me alegra volver a verte escribiendo. Tu blog siempre me ha gustado. Y segundo, caramba …. pero porque Tito sigue peleando, si sabe que va a perder. Yo no soy muy fanatica del boxeo, y tampoco me canto fanatica de Tito (y al que le duela, pa’ los gustos los colores) …. y cuando lo vi en endi en el pesaje, OMG, pense “pero Tito esta loco?” O sea, como bien dices, ese peso no es el optimo para Tito, que quiere, volverse un Apollo (de Rocky IV) cualquiera? O sea, y con el papa de manejador todavia. Pero si cuantas veces le han dicho que Trinidad padre no debe ser el manejador. Tito quiere terminar mendigando en la calle y que la gente lo recuerde por sus perdidad y no por las peleas que gano. Necesita un reality check pronto …. a lo mejor le empezaron a afectar ya los golpes recibidos durante estos an~os. Que se retire con un poco de dignidad y que no le siga dando tela de donde cortar a King y a los idiotas con los que compite.

22 01 2008
Mofongo el Gato Místico

Gracias! No creo que este de vuelta como tal, pero necesitaba desahogarme. Tratare de bloguear mas a menudo, pero es que me falta tiempo jaja!

Gracias por comentar!

25 01 2008
jose de PR

ok

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: