Jessica Alba y sus “proporciones perfectas”

28 08 2007

En el Recinto Universitario de Mayagüez es muy común escuchar las quejas de l@s estudiantes de ingeniería o de las ciencias naturales cuando se les obliga a tomar uno o dos cursos de humanidades y ciencias sociales. “¿Y para qué necesitamos eso nosotr@s?” preguntan constantemente.

Unos científicos en la Universidad de Cambridge en Inglaterra desarrollaron una fórmula matemática para “medir el atractivo sexual femenino”. ¿Qué pasó? ¿Se creyeron que empecé a hablar de otro tema? No, mi gente. Esta es la contestación a la pregunta de esos estudiantes, es decir, usted debe coger clases de humanidades y ciencias sociales (y atender) para no cometer una estupidez tan vergonzosa como ésta. 

El mero hecho de que est@s estudios@s hayan intentado cuantificar una cosa tan subjetiva como la belleza demuestra lo enajenados que están estas personas de los estudios culturales. Harto conocido es que la belleza, el atractivo sexual y la sensualidad dependen del entorno cultural en que se produzcan (para más información busque el libro Beauty in Context de Wilfried van Damme o el artículo “Aesthetic Resistance to Commercial Influences: The Impact of the Eurocentric Beauty Standard on Black College Women” de Dia Sekayi). Lo que parece ser precioso en una cultura puede parecer grotesco y ordinario en otra. La belleza es tan subjetiva que fluctúa entre razas, etnias, culturas y épocas.

La concepción de la belleza, por demás, viene con connotaciones altamente ideológicas. Muchas de las personas afro-americanas que vivieron en los Estados Unidos antes del movimiento “Black is beautiful” consideraban que sus pelos rizos, su piel oscura y sus narices anchas eran facciones feas que debían esconderse. En la década de los sesenta, entonces, se comenzó un movimiento en el que se redefinió, al menos ante los ojos de muchos afro-americanos, la concepción de belleza. Esto llevó a que muchas personas negras comenzaran a dejarse crecer sus afros y empezaran a utilizar colores vibrantes que contrastaban con el oscuro de sus pieles.

Sin embargo, este intento de parte de est@s “científic@s” británicos de definir el “atractivo sexual femenino” no es reciente ni innovador. Se ha hablado mucho acerca de la corriente de imperialismo cultural que intenta universalizar unos estándares de belleza. Coltrane y Messineo (2000) en su artículo “The Perpetuation of Subtle Prejudice” esbozan como los encargados de la publicidad en los Estados Unidos no han querido aumentar el número de mujeres no-blancas en los anuncios por miedo a ahuyentar a las audiencias y como cuando se aceptan mujeres no-blancas se les pide que se conformen a los estándares caucásicos de la belleza (a las mujeres negras se les aclaran la piel y los ojos con computadoras y se les alisan, a veces, los cabellos).

Según est@s “científic@s” británic@s, Jessica Alba es la mujer que tiene las “proporciones perfectas”. Habría que empezar entendiendo que en varias partes del mundo las mujeres flacas no son consideradas hermosas. Culturas como los aborígenes hawaianos prefieren a las mujeres gordas o al menos “llenitas”. Igualmente, lo que se considera sensual en algunas partes del mundo (los senos y la vagina) no es lo mismo que se considera sensual en otras partes. En algunas culturas los senos pequeños son extremadamente eróticos, mientras que en culturas como la estadounidense, es al revés. También es bien interesante que las mujeres que se mencionan en la lista de estos “científicos” son todas occidentales. ¡Qué coincidencia! ¿No?

Si lo llevo a lo personal, Jessica Biel, Beyoncé, Melina León, Tia Carrere o Aishwarya Rai, cualquiera de esas me parece más sensual y atractiva que Jessica Alba y no necesito ninguna clave matemática para saber qué me provocan. =)aishpic.jpg

Tags de


Acciones

Information

2 responses

29 08 2007
Ramón López

Como científico voy a diferir un poco. La “perfección” en matemáticas e ingeniería es un concepto preciso y definido para una acción o resultado en particular. Aquí no se mide belleza, ni calidad intelectual, ni sexualidad, ni atracción emocional, ni ninguna calidad subjetiva que no se pueda medir. Simple y sencillamente se mide el “atractivo sexual” definido por la proporción entre las caderas, el peso y la estatura de un cuerpo que atrae la atención de artistas, productores, y hombres encuestados. El error no es de los científicos que hacen el estudio, es de los que se creen las generalizaciones de los reporteros de farándula que buscan lectores y no leen con calma la conclusión banal pero matemáticamente precisa de los investigadores.

29 08 2007
Raúl José

Bueno, creo que existe aqui una brecha disciplinaria. Puede ser que la noticia este incompleta y no se haya explicado bien a que se referian los cientificos con esto. No obstante, el “atractivo sexual” no se puede definir en terminos matematicos… este es el punto. Que tenga unas “proporciones perfectas” entre x o y punto de su cuerpo no tiene nada que ver con su “atractivo sexual”…esto es una construccion puramente cultural. De hecho, la academica Judith Butler plantea que el “sexo” mismo es una construccion discursiva y, por tanto, contextual. Si el sexo (no el organo, sino el uso, el nombramiento y su significado) es una construccion discursiva, se desprende que la sexualidad que se deriva de este sea, igualmente, construida.

Entiendo que Jessica Alba tenga un whatever perfecto entre las caderas y el pubis y la madre de yo no se quien…pero esto es, simplemente, un dato. Entrar en terrenos de la “sexualidad” o el “atractivo sexual” ya es irresponsable.

Pero gracias por tu opinion y por diferir! Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: